15/01/2018 Gastronoma

El Brexit desata una crisis del curry en Gran Bretaa

La política de inmigración que el gobierno de la conservadora Theresa May está aplicando como parte del Brexit amenaza con hacer desaparecer hasta un tercio de los 17.000 restaurantes especializados en esta especia en Gran Bretaña.



La falta de mano de obra especializada y los costos en alza están poniendo en riesgo el negocio de las "casas de curry", que emplean a más de 100.000 personas y contribuyen con más de 4 mil millones de libras esterlinas (unos 5.400 millones de dólares) al tesoro británico.

En los mejores tiempos del negocio, en 2001, el entonces canciller británico Robin Cook había declarado al pollo
"tikka masala", definido por su contenido de curry, como el plato nacional de Gran Bretaña, y hasta hoy sigue siendo un elemento básico en la cocina británica.

La falta de mano de obra especializada y los costos en alza están poniendo en riesgo a las "casas de curry", que emplean a más de 100.000 personas y contribuyen con más de £4.000 millones de libras

 

Un 90 por ciento de las casas de curry en el Reino Unido son propiedad de ciudadanos británicos de origen bangladés, en su mayoría provenientes de la ciudad de Sylhet (noreste de Bangladesh).

También contribuyó a la crisis que los inmigrantes bangladeses de segunda generación son cada vez más reacios a continuar las casas de curry que fundaron sus familias.



Pero eso, según el sitio indio srollIn, se ve agravado por los intentos del Ministerio del Interior británico de reducir la inmigración a Gran Bretaña,  en el contexto del proceso de ruptura del Reino Unido con la Unión Europea (UE), o Brexit.

Desde abril del año pasado, los restaurantes deben pagar un adicional de 2.000 libras por la incorporación de mano de obra extranjera calificada, además de afrontar un sistema de permisos de trabajo que obliga a pagar a los contratados un mínimo anual de 29.750 libras, incluido el alquiler y el alojamiento.

El famoso chef Oli Khan, vicepresidente de la Asociación Gastronómica de Bangladesh, que gestiona una casa de curry en Stevenage, Hertfordshire, y paga a sus chefs entre 18.000 y 25.000 libras al año, militó activamente en la  campaña por retrotraer los efectos del referéndum que votó a favor de dejar la UE.



"La gente recibió mensajes de todo tipo durante el referéndum. Muchos estaban confundidos, incluso yo. Nos dijeron que era una oportunidad. Pero si abandonamos la UE, ¿a dónde vamos con nuestra especialidad,  a los países de la Commonwealth (Mancomunidad Británica)?", se pregunta ahora Khan.